BARNIZADO Y LACADO

En el tratamiento y la restauración de la madera se puede llevar a cabo con diferentes tratamientos. A la hora de reformar muebles y puertas de madera, en Carpintería Antonio Pino contamos con dos opciones diferentes: lacado y barnizado.

Se trata de dos tratamientos diferentes que en muchos casos pueden ser confundidos, ya que tienen características similares. Por ello, es importante diferenciar entre lacado y barnizado para poder elegir el tratamiento más adecuado que vamos a emplear sobre nuestros muebles teniendo en cuenta las características y necesidades de cada mueble.

Tanto el barnizado como el lacado cumplen dos funciones principales. En ambos casos son productos que empleamos para tanto fortalecer la madera de los muebles como para darle una imagen diferente al mueble. Pero existen diferencias tanto en la composición de los productos como en las características que aportan a la madera.

En cuanto a la resistencia que aportan a la madera, encontramos las primeras diferencias. A pesar de que ambos productos sirven para fortalecer la madera, barnizar ofrece una mayor resistencia a los muebles que el lacado en algunas condiciones. Estas diferencias resaltan en la resistencia que aporta el barnizado a la madera ante el agua y las altas temperaturas, haciendo nuestros muebles más resistentes ante condiciones adversas. Por ello, es más recomendable el barnizado que el lacado para muebles de cocina o de exterior que están expuestos a las condiciones ambientales comentadas.

Por otra parte, encontramos diferencias en cuanto a la imagen que pueden aportar cada producto a los muebles y puertas de madera. En este caso barnizado y lacado se emplean para diferentes objetivos, ya que tienen diferentes características. En primer lugar, el barnizado aporta varias opciones, pero en su composición más básica se trata de un producto transparente que refuerza el mueble permitiendo mantener el color original de la madera. También existe la posibilidad de aportar color de diferentes tipos de madera con el barnizado, aunque siempre se seguirá viendo la madera.

Por otra parte, tenemos el lacado. En este caso sí estamos hablando de un producto que aporta color a la madera, por lo que el lacado nos sirve para darle un cambio completo de imagen a nuestros muebles de madera. Con el lacado tenemos una gran variedad de posibilidades para que la madera tenga el color que queramos. Además, el lacado aporta mayor brillo a la madera.

A pesar de sus diferencias, en ambos casos estamos hablando de tratamientos que nos permiten tener nuestros muebles y puertas de madera en perfectas condiciones y ofreciendo la mejor imagen posible. 

Contacta con nosotros para obtener más información.

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies